Charro de Salamanca o charro de?

Los salmantinos o cualquier persona que haya vivido en Salamanca se dará por aludido  perfectamente con el término “charro”, sin embargo, gente de otros lados, pensarán que estoy hablando de los charros mexicanos (especialmente en Latinoamérica). Esta es la parte curiosa de escribir un blog que combina historias de dos tierras, de dos culturas.

Según wikipedia que todo lo sabe 😉 “charros” son los salmantinos y todo lo que provenga de su provincia, es un término que originalmente hacía referencia a lo que  pertenecía al campo de Salamanca.

Siempre me ha encantado ir al campo y a los pueblos, de hecho ir a fotografiar fuera de la ciudad era una de los trabajos que más disfrutaba cuando vivía en Honduras, me encantaba dejar la oficina por unos días e irme a documentar el trabajo en las comunidades.  Ahora que vivo aquí, el campo charro siempre me es atractivo, con sus árboles que parecen de juguete, así tan perfectamente redondos,  en otoño me gusta su paisaje amarillo e interminable, es algo diferente a lo que siempre he estado acostumbrada a ver: montañas y verde.

Ahora cada vez que tengo la oportunidad de salir cerca de ciudad, voy encantada. Y afortunadamente tenemos un amigo que vive en Monterrubio de la Sierra, un pueblo a 15 minutos de la ciudad, tiene una casa maravillosa con gallinas y 8 ovejas, cada una tiene nombre de las que sólo recuerdo a Lara y Encarna pues eran las más vivas que le “robaban” la comida a las otras cuando les estuvimos dando de comer este fin de semana. Bueno, en realidad mi hermano que justamente estaba de visita es quién les estuvo dando de comer.

Nuestro amigo nos recibió de maravilla con un arroz y una quiche vegetariana que estaba deliciosa, como siempre nos reímos mucho (Fernando es un super personaje, imposible aburrirse con él), bebimos vino, hablamos con las ovejas y las gallinas al atardecer, típica actividad de personas locas que aman los animales y que no les da vergüenza hacer el ridículo (mucha gente no me reconoce cuando yo le hablo a mis gatos..tema aparte).

Ah! además aprovechando que estábamos en tan bonito espacio le pedí a mi hermano que me hiciera unas fotos con uno de mis bolsos que es parte de la edición especial de Bolsos 1331 – Honduras diseñados con mis fotografías y del cual hablo en este otro post el bolso nómada 😉

Vean las fotos y no se pierdan la del espantapájaros, el único espantapájaros  que he conocido que NO espanta de lo bonito que es.

 

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s