La Peña de Francia, nieve y cabras

sierra de francia-5086

A diferencia de mis otros domingos disfrazados, esta vez decidí que haría video, aún sin saber que es lo que estaba por ver…

Que voy a contar yo que no sepa un salmantino sobre la Peña de Francia? o que voy a contar yo que no lo haya dicho Wikipedia? Pues si, hay algo que contar: que la Peña de Francia con nieve mejor! evidentemente es un gusto personal. Dicen todas las guías turísticas que lo recomendable es ir en verano, por el clima, seguro, por el poco riesgo, por su puesto que si, pero como nos encanta aventurarnos y visitar lugares sin gente, pues mejor en invierno con nieve y además con cabras montés, que por lo que hemos escuchado son difíciles de ver de cerca. ¡ja!

Eramos solo nosotros en la carretera subiendo a 1,700 metros, patinamos un poco con el carro en las partes por donde no había pasado el camión que quita la nieve, un poco de susto y adrenalina, pero eso si…ni asustada dejé de grabar. La verdad teníamos la idea de comer en la cima de la peña, pero en invierno no hay ni un alma allí arriba ( o como diría un español: allí no había ni dios)  la puerta del local sellado de hielo, mucho frío, cables congelados y un paisaje inigualable. Nos regresamos con hambre, pero  encantados de haber visto las rocas congeladas y con haber cambiado de vistas como si hubiésemos pasado a otra dimensión en cuestión de minutos.

Curiosidad del viaje

Las estrellas de este viaje han sido los animales sin duda, al solo salir de la casa por la mañana sin todavía acercarnos a nuestro destino en el campo vimos una manada de ovejas bebes jugando, correteando de un lado a otro ¡que ternura! luego de unos segundos de estarlas grabando, dos mamás ovejas empezaron a “gritarme” desde lejos…era muy claro el mensaje: me estaba acercando a sus crías y ¡cuidadito! Así que por respeto más que por miedo (jeje..risa nerviosa) apagué la cámara y me subí al carro de nuevo.

Segunda curiosidad: al final de toda la jornada, después de llegar a la cima y volver a la tierra, pudimos ver unas cabras montés justo a la orilla de la carretera comiendo como si nada mientras nos deteníamos a verlas, eran dos… cuando de repente ellas (o ellos?) se percatan de nuestra presencia y empiezan a alejarse, allí  es cuando nos damos cuenta que en el fondo habían más! y esas creo que ya no eran cabras…eran cabrones! digo por que tenían unos cuernos de miedo!

Me acordé de mi mamá, pues ella siempre me decía que yo era su cabrita, no sé si ella sabría que mi signo en el horóscopo chino es la cabra y la cabra…la cabra siempre tira pal monte (será?).

Sin más les dejo el video que hice de mi paseo por el monte en mi lunes disfrazado de domingo.

 

 

 

 

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s